25 junio 2008

Suerte Adrián.



En verano, con la proliferación de las ferias taurinas, vienen las cornadas, la sangre derramada y los toreros heridos. El otro día, en Torrejón de Ardoz fue mucho peor que una cornada: Una vida segada.

Esta cogida, al hilo de las tablas puede dejar tetrapléjico a Adrián Gómez, tercero de Fundi que actuaba esa tarde a lás órdenes del novillero Miguel Luque. La crudeza del toro se muestra tal y como es.

Casi le pasa lo mismo a Miguel Tendero en Albacete, afortunadamente recuperado.

No ha merecido ni un titular en TV. Suerte Adrián torero, y que el diagnóstico haya sido erróneo.

La foto la tomé prestada de burladero.com.

Etiquetas: ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home