07 julio 2008

Hervíboro Nadal

Foto AP.
Nadal se comió ayer, en la hierba de Wimbledon a Federer, a la historia y a todo lo que se le puso por delante. Increíble, inenarrable, épico...todos los manidos adjetivos que se quieran añadir se quedan cortos.
Si Casillas es Dios, ¿quién es Nadal? Pues junto con Alonso y Gasol, la Santísima Trinidad del deporte español.
Este chico no tiene barreras, y más pronto que tarde se va a convertir, si no lo es ya, en el número 1 mundial, ya que tiene margen de mejora, lo que parece que Federer no.
Por cierto, qué gran campeón el suizo, qué forma de perder y qué caballero. Por algo está ahí. Y qué bien Nadal, humilde en la victoria, reconociendo a su rival. Dos caballeros, dos campeones... pero oye, ayer ganó el nuestro.

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home