04 junio 2008

Lo esperado.


Foto de Manon, otra vez.

Ayer en el incid de la Feria del Aniversario sucedió lo esperado. ¿Qué esperaban con lo de Garcigrande? Pese al bombón al que acarició Aparicio, lo de Domingo Hernández fue un petardo en toda regla. Toros indignos de la plaza de Madrid por chicos y por inválidos. Eran toros de plaza de segunda. Los remiendos de Peñajara, mejorando los titulares, tampoco fueron para tirar cohetes, si bien dejaron a los toreros. El mejor, el cuarto, sin aprovechar del todo por Julito.

Pese a todo disfrutamos con un Aparicio que dió posiblemente los naturales más bellos de la temporada. Además en el cuarto nos regaló un recibo a la verónica fantástico, abrochado por dos medias de verdad. Nos hizo soñar por unos instantes con aquella faena a Cañego que nos hizo llorar, cuando se fue a los medios y le dió distancia, pero a Julio le faltó corazón para confiarse con un toro que no se comía a nadie, y todo quedó en agua de borrajas.

Juli, sin ser el que más me emociona, desde que se ha convertido en Julián López es un coñazo de torero. Debe volver a su esencia rápidamente. Vaya mes que nos ha pegado!.

Castella anda perdido. Me gusta cuando cita con distancia e intenta ligar por abajo, como hizo en ocasiones al sexto, pero cuando se pone pueblerino y se pega el arrimón sin sentido alguno, y empieza con los circulares es un torero montonero más.

A ver hoy si la Beneficencia, si rompe con el dicho taurino por excelencia en estas tardes: "Corrida de expectación...." .

Hoy espero mucho de Morantito, como la apoteosis del año pasado con aquel toro de Cuvillo.

Etiquetas: ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home