11 marzo 2008

Fundamental

Revitalizar la suerte de varas, como sistema para medir la bravura del toro. Dos puyazos en el sitio, y bien ejecutado, como debe ser. Lo que se está viendo en un simulacro.

Copio del Decálogo para la regeneración de la suerte de varas, del Manifiesto de los aficionados:

La suerte de varas debe realizarse según mandan los cánones. Cuadrando al toro ante su picador, quien debe ofrecer los pechos del caballo y provocar su embestida. Debe de echar el palo por delante y picar en el morrillo del toro antes que este llegue al peto del caballo. Mientras el toro empuja, el varilarguero debe defenderse recargando su peso en la puya, echándose encima del palo y sacando su cuerpo de la montura sin rectificar ni barrenar y midiendo el castigo. En ningún caso debe tapársele la salida al toro, salvo en los casos de manifiesta mansedumbre, con el recurso de la “carioca”.

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home