10 diciembre 2007

No pudo ser...

No pudo ser. El sábado corrimos los cuartos de final en la finca "Hacienda Casa Nueva", de Villarrobledo, y fuimos eliminados sin objeción alguna.
El sorteo nos deparó un enfrentamiento con un macho representante de "Quismondo" que traía buen ambiente entre los que le había visto correr las eliminatorias anteriores.

Tras esperar que despareciera un banco de niebla, rápidamente saltaron las primeras liebres. Nos tocó el turno en segundo lugar y fue vista una liebre en la cama. La salida de los perros no aventuraba buenas sensaciones, ya que el perro se puso rápidamente por delante de nuestra galga, al contrario que en las eliminatorias anteriores donde "Rasca", eléctrica de salida se imponía con facilidad a sus oponentes.
1´26" duró la carrera hasta que dieron muerte a la orejona, dominada por el macho en su mayoría, si bien la perra tuvo sus alternativas. Además, y no es excusa ya que los dos corrieron por el mismo sitio, la perra se dañó las patas debido a las piedras, lo que nos daba menos opciones.

Cuando nos llegó el turno de la segunda carrera, y después de deshechar dos liebres "por ser nuevas", fue vista otra liebre encamada. Se volvió a repetir el guión de la primera carrera, e incluso ampliado: Perro por delante dominando sin dejar pasar a la perra, que lo intentó en varias ocasiones, sin poder pasar. Segundo pañuelo rojo tras 2´10" y eliminación justa.

Satisfacción y orgullo por el papel desempeñado en el campeonato, ya que hemos tenido malos sorteos y hemos dejado dos rivales durísimos en el camino. A seguir al macho de Quismondo ya que puede llegar lejos.
Ahora a disfrutar del espectáculo de las últimas fases como aficionados, y los días 14 y 15 de diciembre, las semifinales en Pétrola (Albacete).

Etiquetas: ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home