31 agosto 2007

La fuerza de los toros es algo secundario.


Esta es la opinión de el matador y empresario Francisco Rivera Ordóñez.

Así nos va. Claro que viendo lo que torea y las ferias que organiza...¿qué esperábamos?. Encima se provocó un altercado en la plaza de Calahorra con unos seguidores suyos.

Nos lo cuenta Pablo, en su línea magistral habitual:


Rivera Ordóñez estaba encantado con el juego del primer toro que estoqueó en la segunda de las corridas de la feria taurina de Calahorra: «Mi primer enemigo no es que haya tenido cierta calidad. No. La verdad es que ha sido un toro extraordinario que ha derrochado nobleza por ambos pitones», afirmó el diestro madrileño. Preguntado entonces si al astado no le había faltado para ser mejor y más emocionante un poco más de fuerza, el torero contestó rotundamente que «no». Y fue más allá: «Yo como torero y como espectador voy a una plaza de toros a ver torear con animales que colaboren en el lucimiento de los matadores. La fuerza o el vigor de los animales es algo secundario. En este caso lo que ha sucedido para que mi labor se haya visto algo deslucida es que ha habido demasiado viento. Por lo demás, creo que he estado bastante bien y la pena es que he fallado con la espada».

Etiquetas:

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Ayer tarde en Murcia, cumplió con su palabra: acabó con los toros en los caballos, así de sencillo. Luego, se encaró con el tendido acusando al toro de no tener más. Toda la plaza se le echó encima (menos las señoritas y señoritos que fueron a ver otra cosa)

10:53 a. m.  
Blogger Rober said...

Lamentable. Este chico está para irse de esto y dejar a otros, joder.
Sin embargo, el otro día en Ronda decían las crónicas que hizo lo mejor.
Recuerdo unos naturales con personalidad en Las Ventas, con los que cortó la única oreja allí.

11:13 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home