02 octubre 2006

Feria de Otoño; La novillada.

El sábado asistí a la novillada programada para la feria de Otoño, y voy a comentar, a grandes rasgos, las impresiones que me produjo. Con menos de tres cuartos de entrada, y una tarde estupenda para ir a los toros, hicieron el paseillo Javier Benjumea, (quien sólo había toreado este año en Las Ventas y en Valencia), Daniel Luque (el de Tamames y otros sitios), y "Chechu", quien sustituía a Pérez Mota, cogido en Moralzarzal. Los novillos eran de Yerbabuena, propiedad de José Ortega Cano..
Los novillos, alguno sospechoso de afeitado como el primero (el de la foto)que sangraba por un pitón, por hechuras eran de la línea Jandilla de la ganadería (tiene otra línea vía Pedrajas con más carbón)eran terciados, bien hechos, faltos de fuerza en general y desarrollando una nobleza inmensa en el último tercio, pese a lo cual, se llevaron las orejas puestas, destacando el segundo y el cuarto, aplaudidos en el arrastre.
La impresión que nos dió fue que los tres chavales no quieren ser toreros. Creo que a Madrid hay que venir, en primer lugar, en novillero, y eso no se vió en ninguno de los tres. Quiero decir, que eran novilleros de los que hay en el escalafón actual, acomodados, sin rabia, sin alma torera.
Benjumea pasó de puntillas con el primero, un animalito que se caía cada vez que quería embestir, y bastante hizo con intentar mantenerlo en pie. Con su cuarto novillo, si bien dejó algún detalle de torería, pienso que equivocó las distancias, ya que se empeño en encimar en demasía a un toro que repetía. Seguramente jugó en su contra el poco bagaje de la temporada.
Daniel Luque, al que se le recordó tímidamente el suceso de Tamames, demostró estar más toreado que sus compañeros, y fue el único que ligó tres naturales seguidos en el segundo toro, y algún detalle pinturero, como un buen trincherazo. Pecó de perfilero, así como citando constantemente con el pico de la muleta. Lo mejor el estoconazo perfecto que ejecutó en el quinto. De libro.
Chechu no demostró el porqué había sido incluído en el cartel, vía sustitución. Se pasó la tarde citando con la muleta en la cadera, y no ligó nunca. Decepcionó, si bien tampoco tuvo los mejores novillos.

Lo mejor, este par de banderilla de "El Madrileño", que se tuvo que desmonterar, y estuvo toda la tarde inmenso.
El domingo cambié Las Ventas por el Bernabéu,y, visto lo visto, no sé aún si acerté o no...¡Vaya dos petardos!
P.d. Fotos prestadas de Las-Ventas.com

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Los dos victorinos de la encerrrona del El Cid en Sevilla tenían los pitones hechos una fregona, o es que solo nos vamos a meter con los que no tienen fuerza.

12:22 p. m.  
Blogger Rober said...

No puede ver, nada más que en Tendido Cero lo de El Cid en Sevilla, pero yo te aseguro que el primer toro sangraba por el pitón derecho, y desde el 7 alguien lo gritó. Pero me dieron la impresión, la mayoría que estaban bien presentados.

2:22 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home