18 agosto 2006

Curro






Verónica, monumento al toreo. Figura erguida, flexible, majestuosa, cargando la suerte, adelantando el capotillo para traerse al toro embebido en los vuelos del capote, y posteriormente llevarlo hasta el infinito, para después, una vez ganados los pasos, volver a bailar elegantemente. ¡Olé Curro, Maestro!.

P.D. Foto prestada de
http://torear.blogspot.com

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home